ALBORAN ADICCIONES

Alborán Adicciones es un Servicio de atención integral ante el problema de las adicciones. Disponemos de protocolos de intervención psicológica y médica altamente eficaces.


¿Que es una adicción?

Una adicción es una clase de relación (problemática) entre una persona y una sustancia concreta. Droga es (según la OMS) toda sustancia que introducida en un organismo puede modificar alguna de sus funciones. No toda relación entre una persona y una sustancia es una adicción sino que puede darse el consumo, abuso y dependencia. En el consumo, se toma una sustancia conforme a las pautas establecidas en una cultura concreta y sin que dicho consumo desencadene (en el presente) consecuencias negativas relevantes. El abuso de sustancias implica un consumo con una cantidad y frecuencia excesivas según las pautas establecidas en una cultura concreta. El abuso es ya una relación problemática con la sustancia dado que la persona la consumiría a pesar de las consecuencias negativas. La dependencia de sustancias es la relación más problemática entre una persona y una o varias sustancias. Se dan estados de intoxicación frecuentes (en los que la persona se encuentra bajo los efectos de la sustancia), aparece un síndrome de abstinencia específico cuando la persona interrumpe o disminuye bruscamente la dosis. Aparece también la tolerancia que consiste en que la persona necesita cada vez dosis mayores de la sustancia para obtener los mismos efectos. Se dan además otras consecuencias negativas producidas o agravadas por el consumo de la droga.


Tipos de sustancias

Las drogas se pueden clasificar en función de distintos criterios. Una clasificación interesante es aquella que diferencia las drogas entre las legales e ilegales. Entre las drogas legales se encontrarían: alcohol, cafeína, nicotina, benzodiacepinas, etc. Las drogas ilegales serían: cannabis, heroína, cocaína, drogas psicodélicas, etc. Todas las mencionadas son drogas (unas más adictivas que otras y más o menos perjudiciales) sin embargo, nos preocupará poco que nuestro hijo se vaya de "botellón" todos los fines de semana (droga legal) y nos sentiremos muy preocupados si nos dicen que nuestro hijo "se ha fumado un porro". Sin embargo, ambas sustancias son drogas y su consumo frecuente puede producir consecuencias negativas. Otra clasificación de las drogas las diferencia según sus efectos sobre el Sistema Nervioso Central. Así, habría sustancias depresoras (alcohol, heroína, benzodiacepinas, etc.), estimulantes (cocaína, anfetaminas, nicotina, cafeína, etc.) y perturbadoras (éxtasis, LSD, cannabis -a altas dosis-, mescalina, etc.).


Tratamiento de las adicciones

Existen dos tipos de tratamiento disponibles: el clínico-ambulatorio y con internamiento. El tratamiento clínico ambulatorio estaría indicado en adicciones menos graves y consiste en acudir a sesiones clínicas con el psicólogo y el médico especialista en adicciones. Siempre que es posible se interviene también con la familia. Se realizan análisis periódicos de orina para controlar el mantenimiento de la abstinencia. El tratamiento con internamiento está indicado en adicciones más graves o cuando no es posible conseguir la abstinencia de foma ambulatoria.


Efectividad de los tratamientos

Por lo general, la cuestión no está en que los tratamientos existentes en la actualidad no tengan una eficacia aceptable. El problema está en que la mayoría de las personas adictas a sustancias o no reconocen su adicción o se niegan a recibir un tratamiento. Cuando la persona realmente quiere dejar de consumir y se pone en manos de los especialistas adecuados las posibilidades de éxito son bastante elevadas en general.